jueves, 8 de julio de 2010

Remitente


La ansiedad tomaba posesión de su cuerpo. Desde sus neuronas, obedientemente le picaban las rodillas, las manos le temblaban, un frío repentino la invadía sin remedio, sus ojos enrojecían de sequedad,... no había parpadeado desde que vio el remitente.

Se quedó titubeando en la puerta como si esperara que aquel cartero, sorprendido ante su reacción, le sugiriera entrar, salir o siquiera abrir la carta ahí mismo.

El cielo se balanceaba como el mar, la calle se derrumbó, las cuatro paredes del living se transformaron en eternos muros de concreto, la tierra giraba a la velocidad de la luz, y el sonido no podía alcanzarla.

Hacía tantos años que no veía escrito ese nombre, menos a mano alzada en un papel. La letra seguía siendo la misma, sólo que con menos pulso y más caracter que antes.

Sin inhalar una partícula de aire, cerró la puerta y se echó en el pedazo de suelo que más cercano estaba de sus pies, haciendo caso omiso a las mil cien veces que le habían dicho que las casas estaban colmadas de sillas para ser usadas.

Acercó el sobre, aún sellado, a su nariz intentando percibir el aroma del remitente que había recorrido tierra y mar para llegar a ella. Su sensibilidad seguía viva, hasta lograba imaginar el momento en el que se había puesto su perfume favorito antes de ir al correo.

Con sus manos de piel plegada y transparente, presionó la carta en contra de su pecho, y se quedó dormida esperando hasta el día siguiente que el intenso deseo que salía de lo más profundo de su corazón hiciera que esas hojas expresaran un amor más fuerte que el tiempo y la distancia.

Gini Beutel.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Without words!!!
ES-PEC-TA-CU-LAR!
Me enncanto Romeaa!
Te quierooo!

Julieta!

Lucía dijo...

jajajaj... '' con la mano en el corazón'' dale , si no? ... para mi que sí... T-play.

Ah ah , si , si ... bueno , ahora sí. Te comento :

Y ASÍ NO QUERÉS ENTRAR A VIVENCIAS?.
( shhh , si le decis a alguien más te mato ... jajaja . No quiero tener tanta competencia)
ves que sos tonta...
ves que sos boluda
ves, ves ...
YO SI TE QUIERO...
date cuenta, escribis hermoso.

Gini dijo...

Me roban una sonrisa ustedes dos.
Gracias por todo su apoyo, las quiero tanto...

Cristina dijo...

Hermoso.

Que vuelvan las cartas.