viernes, 25 de diciembre de 2009

Álbum Mental

El martes pasado, despidiéndonos con unas amigas para que cada una siguiera su camino, nos reíamos recordando la odisea que tuvimos que enfrentar antes de encontrarnos, y de repente, matando nuestra alegría, metiéndose como un estúpido comedido, empezó a sonar una música al fondo de nuestra conversación. Una música deprimente con esas flautas desafinadas y un ritmo monótono y apagado. Sin que nos diéramos cuenta, esa melodía deprimente, hizo que nos pusiéramos "profundas" y casi empezamos a hacer el balance anual en el  medio del camino, interrumpiendo el paso a las personas que pasaban por ahí.

-¡Este año estuvo mortal!... Aunque tuve mis momentos.
-Nooo... Para mí éste fue un año de &@$#. Lo bueno es que siempre hubieron personas que me hicieron reir.

Y yo me quedé repasando en mi memoria los momentos significativos para mí.

Pasaron muchas cosas malas. Se me dificultó estar bien de ánimo algunas noches, y tuve muchos tipos de crisis, de esos que joden cuando uno se pone a pensar demasiado. Pero ninguna de esas cosas se me vinieron a la cabeza en ese momento. Me acordé de los abrazos, de los asados, de las noches en que comemos chocolate con mi mamá y nos reímos como si estuviéramos borrachas, de las sacadas de cuero al profesor de historia, de los consejos ocurrentes de una tía postiza, de las conversaciones desinhibidas con mis amigos, de las palabras que inventa mi hermano, de lo terrible que aparenta ser mi otro hermano, de mi cumpleaños, incluso me acordé de cosas que me hicieron sufrir, pero que al sanar me ayudaron a crecer en algún aspecto... amigos, familia, compañeros, vendedores ambulantes que se paran a hablar de la vida... etc, etc. Fue como tener un álbum de fotos en la cabeza. Y todos los espacios estaban llenos de buenos recuerdos.

Eso es porque los problemas son transitorios... ¿y quién quisiera tener una foto con cara de pobre infeliz en su álbum de fotos?







domingo, 20 de diciembre de 2009

Juzgar.

-¿Qué harían si se encuentran a un indigente en la calle que les pide ayuda? ¿Se la darían?
-Y sí, quién sabe por lo que habrá pasado esa persona para llegar a ese estado.
-Yo creo que sería lo mejor.
-¡¿Qué ejemplo le estaríamos dando al resto de la sociedad si no lo hiciéramos?!
-Claro, hay que empezar por uno mismo para seguir con los demás.
-Para mí no es así. Si una persona está así es porque quiere. Si hubiera tenido la voluntad jamás habría estado en esa situación.
-¿¡Cómo vas a decir eso!? Mirá si entró en un pozo depresivo hace 20 años por algo que le pasó y nunca más pudo salir adelante.
-O irremediablemente le afectó de manera debastadora la crisis.
-Podría haber salido de la depresión si hubiera querido.
-Pero necesita ayuda.
-¿Ayuda para qué? Si esa persona está así es porque esa es la forma en la que escogió estar. A esa gente hay que dejarla vivir tal como quieren.
-Creo que lo que vos decís es una excusa para no ayudar.
(Silencio)


Gini Beutel

jueves, 17 de diciembre de 2009

REIR


- ( ... )dice la Stefanía que es lindo.
- Sería lindo si fuera un ratón.
- Ja ja ja ja ja.
- Ja ja ja ja ja.
- ¡Qué hija de $@%& que sos Gini!


Esas estupideces, las bromas, las risas y los detalles de los que nadie se acuerda son los que voy a llevar por siempre en mi corazón.

Gracias a todos los que me dan una razón más por la que reirme cada día.

Gini.

domingo, 13 de diciembre de 2009

El Hombre de la Burbuja.

Una vez un hombre decidió someterse a un experimento nunca antes visto.
Decidió vivir toda su vida en una burbuja.
Para acomplejar aún más el experimento, durante el día insertaba su cerebro en el interior de una burbuja, y durante las noches lo dejaba salir.
Cuando el sol brillaba su conducta era similar a la de un ratón que corre todo el día en una rueda, él hacía lo mismo, pero en su burbuja. Al anochecer, cuando su cerebro era liberado, podía pensar y se daba cuenta que  su vida era miserable.

                                                                                                            Gini Beutel

Esta noche las burbujas son mi inspiración.

Las Burbujas Explotan


Vivimos metidos dentro de una burbuja, metidos en un mundo distante.
No es nuestro propio mundo, lo nuestro ya no nos interesa. Lo único que importa ahora es huir de la realidad, de la verdad que se presenta delante de nuestros ojos en el momento de la soledad y la tranquilidad, cuando no hay ruidos que interrumpan nuestros pensamientos, cuando nuestra almohada es la única que determina cuándo dejamos de darnos cuenta que nos sentimos miserables.
Pasamos el día a día distrayéndonos a nosotros mismos. Así que nos llenamos de actividades, y si no las hay, las inventamos. No importa lo que sea, todo sirve de escape: hacer lo que sea que hagas en exceso... incluso la típica "bebo para olvidar".
De repente nos damos cuenta de que todo consiste en volar. Ya no es correr, es volar, y le argumentamos a nuestra conciencia que la vida es una carrera, una maratón.
Luego los años se van, el tiempo se hace más lento y nuestro cuerpo empieza a reclamarnos que no quiere correr más. Nuestra mente se revela en contra de la terquedad y nos pregunta a gritos ¿Por qué no saliste de la burbuja? ¿Por qué no disfrutaste la vida y todo lo que ella te regaló? Todo consistía en observar el presente y sonreirle a nuestro corazón...
                                                                                                    Gini Beutel


jueves, 10 de diciembre de 2009

Media Hora Para Mi?

-Hola, ¿qué puedo ofrecerle?
-Quería pedir una consulta con la doctora Felicidad lo más pronto posible.
-Disculpe, pero la Dra. Felicidad está de vacaciones en este momento...

                                                                                              Gini Beutel

Curriculum Vitae

Datos Personales
Nombre y Apellido: Ginette Beutel.
Localidad:Córdoba. 
Provincia:Córdoba.
País:Argentina.
Teléfono: 0810 111 6223 (No Atiendo Cuando Duermo)
E-mail: queteimportamimail@hotmail.com
Dirección: Te Choreamos Hasta Los Dientes 1045     Barrio: Te Bua a Matar.

Formación Académica
  • Jardín de Infantes Santiago Derqui
  • Escuela Primaria Roma
  • Colegio Nacional de Monserrat (estudios no finalizados)
 Estudios Complementarios
  • Observación e investigación de la vida de los vecinos.
  • Lectura de novelas romáticas y dramáticas.
  • Crítica de la vida cotidiana.
Idiomas
  • Córdobé básico (escrito y hablado)
  • Jeringoso (escrito y hablado)
  • Inglish (en canciones nomá)
  • Francés (netamente de oido)
  • Italiano (por interpretación del idioma gestual)
Experiencia Laboral
  • Servicio de Cátering en fiestas de casamientos y 15 años (degustación de delicatessen).
  • Atleta profesional: records en 100 metros llanos (a la parada del colectivo); salto en alto (a la cama);  lucha libre (con mi prima); boxeo, categoría peso pluma (con las amigas); copa local de rugby (con los primos en la casa de la abuela).
  • Chef en el restaurant La Cocina Vacía a Las 5 AM. Especialista en panquequería.
  • Degustación de postres en el restaurant Lo Que Quedó En La Cuchara de La Mezcla de La Torta.
  • Columna de la sección Chimentos en el diario Mi Abuelo Quiere Saber Todo Lo Que Pasa En La Cuadra.
  • Estilista oficial en la peluquería Las Víctimas.
  • Cantante de la banda Las Desafinadas. Presentaciones diarias en La Cocina de La Casa.
  • Policía forense. Investigación sobre casos de muerte en el baño.
  • Psicóloga infantil en el establecimiento Gini No Le Cuentes A Nadie.
 Otros Datos de Interés

Voluntaria del Centro Tendamos La Cama Los Sábados.


----------------------------------------------------------------------------------



Deseamos concertar una entrevista con ud. para el día 12 del corriente mes ya que su curriculum ha sido de nuestro agrado. Confiamos que sus discursos presenten la misma gracia que su realidad. Esperamos que su presencia supere nuestras espectativas y que finalmente pueda ser parte de esta gran familia.

Firma: Payaso Gomez. Director del Circo De La Vuelta de La Esquina.
     
                                                                                                                                  Gini Beutel.
      

miércoles, 9 de diciembre de 2009

La Historia del Burro (Adaptación de Andrea)

Había una vez en un pueblo que nadie conoce un anciano que decidió emprender un viaje para visitar a los pueblos vecinos con su nieto y su burro.
Juntos enpezaron el viaje caminando. Pasaron por el primer pueblo, percibieron que las miradas los seguían y en un momento se escuchó el comentario de una de las personas que estaban ahí: "¿¡Cómo van a ir caminando si tienen un burro!?"
Al pasar por el segundo pueblo ambos montaron el burro y  los comentarios se presentaron de nuevo: "Pobresito ese burro...¡Qué personas insensible, teniendo que soportar el peso de los dos juntos!"
Siguieron la marcha y en el tercer pueblo optaron por ser más equilibrados, entonces el niño se quedó encima del burro y el anciano caminaba: "Miren que niño más cómodo. El es joven y sano, debería dejar que su abuelo permanezca en el burro y él caminar".
Al llegar al último pueblo de su recorrido, hicieron lo que la gente pensaba que era correcto. Intercambiaron puestos, subiendo el anciano sobre el burro y caminando el niño. Nuevamente se escuchó un comentario: "Que viejo vago. Lo hace caminar al niño indefenso en medio del calor y él está tan cómodo encima del burro".


Moraleja: Nunca te cases con un histérico.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Sólo Seguir


Una nueva etapa está por comenzar.
Voy a recorrer caminos que siempre supe que estaban cerca de mí, pero esperaba que estuvieran lejos.
Todo lo que fue un misterio dentro de poco va a ser conocido por mí.
Las leyendas se volverán realidad, o se harán decepción ante mis ojos.
Aunque la incertidumbre invada mi mente, ya no me incomoda no saber. Cuando sea una anciana y esté sentada a la punta de la mesa viendo a mis nietos correr por toda la casa entenderé el por qué de muchas cosas. Y si no llego a la ancianidad, es lo mismo... estuvo en mi destino.
Y seguiré adelante... como siempre lo hice... como siempre lo hicimos.
Dejaré atrás a mis heridas, a los que me dieron la felicidad. Dejaré el presente y mi vida en esta etapa se volverá un recuerdo.
Sé que nunca volveré, sé que jamás voy a regresar al pasado.
Mi futuro está más cerca que nunca, y derramar lágrimas es en vano.
El océano separará mi corazón en dos y llevaré las sonrisas, los gestos, las lágrimas y las anécdotas de los que amo en mi billetera.
Voy a reir por los viejos tiempos y voy a llorar por lo que no fue.
Voy a ser feliz por los que siempre quisieron que fuera feliz. Voy a ser feliz por mí.
Voy a luchar para seguir marchando, y aunque mis pasos se tornen pesados por momentos, sé que en la esperanza por un nuevo amanecer, y las antiguas palabras de los que amo hallaré un oasis en medio de mis desiertos.
Me voy levantar temprano para ver el amanecer haciendo una oración una oración para que Dios te proteja, te bendiga y te haga el ser más feliz de la tierra.
Voy a caminar en búsqueda de mi propósito. Voy a seguir los pasos que alguien me dejó marcados para llegar a mi casa.
Siento que no voy a estar lejos... de una forma u otra mi corazón estará en este lugar por medio de los recuerdos que llevo y de los que dejo en el corazón de algunos. Y mi alma descanzará al saber que estoy siguiendo mi sendero. La vida así me enseñó que todo, menos el amor, es transitorio.
Todo... menos el amor.

                                                                                                                                  Gini Beutel

viernes, 27 de noviembre de 2009

Las Fulanas.

-¡Hola Fulana! (si me hago la simpática quizás me hace la torta para mi cumple)
-¡Hola Mengana! (ohhh, lo único que me faltaba, cruzarme con ésta... qué día de @$*&)
-¿Cómo andás? Hace tanto que no te veía... ¿Qué es de tu vida? (ojala no se extienda mucho con sus historias que no tengo ganas de escucharla)
-.Bien... ahí ando con el trabajo, los nenes. Todo normal. Mi vida sigue siendo la misma (¿desde cuándo le interesa a ésta cómo me va?)
-Ayyy sí... nos vendría bien tomarnos unas vacaciones.
-La verdad (de qué se queja si no hace nada la vaga)
-¡Falta re poco para mi cumple! La verdad es que me da un poco de pánico pensar que me acerco cada vez más a los 40. Vas a ir a mi fiesta, ¿no? (¡y de paso me llevás la torta!... que sirva para eso al menos)
-Espero que sí. Si tengo tiempo te prometo que voy. (con qué me irá a salir este año)
-¡Ay no sabés el precio que tienen las tortas! Encima no son tan ricas como las caseras. Mi abuela me haría una, pero ya está cansada, ¿viste? La edad le cayó encima de golpe y no quiero exigirle un esfuerzo que no es bueno para ella en este momento. (espero haber sonado conmovedora)
-Buenooo... no te preocupes. Nunca es tarde para aprender a hacer una torta. Podés empezar con las cajas de la Exquisita, y si para tu fiesta la torta está horrible, tus amigos la van a comer igual porque te quieren mucho. (jajaja te jodí. Sabía que algo me quería pedir)
-Sí, puede ser. Nunca fui buena cocinando, por más que lo intento, no me salen las cosas como a vos por ejemplo. Me parece que eso es talento natural, y yo no lo tengo. (aflojáaaa)
-Es práctica, no talento, te lo aseguro... ¡yo hace unos años era malísima! (y no afloja, ¿eh?)
-Bueno... está bien, creo. Ya voy a ver cómo me las arreglo con eso. En todo caso no hago torta... aunque un cumplaños sin torta no es cumpleaños.(quizás le dé un poco de culpa que sea tan pésima mi fiesta y me haga la torta)
-¡No importa! La compañía es lo que importa. ¡Ohh, mirá la hora! ¡Me tengo que ir volando! (no te vas a salir con la tuya esta vez)
-Ah bueno, vaya tranquila... ¡saludos a tu familia! (ufaa)
-Chau!
-Chauuu.

                                                                              Gini Beutel

lunes, 23 de noviembre de 2009

DES/UNIÓN


Poco a poco se metía en mi corazón un sentimiento nada bueno. Fue tan lento el proceso que se hizo imperceptible, y no se fue hasta que me sentí totalemente incómoda con su compañia... esta noche se me hizo un click, es como un despertar, un "eureka" que me demostró la razón por la que me sentía rara. El problema no está exento de mí. La desunión no tardó mucho en llegar hasta mí. Y ahora una vez más compruebo que la biblia es la mejor guía de la vida. En ella siempre se encuentra una respuesta.


Romanos 15:5-6
Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

1 Corintios 1:10-13
Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Seór Jesucristo, que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Clóe, que hay entre vosotros contiendas. Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

Juan 17:20-23 (oración de Jesús antes del arresto)
Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en tí; que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los que has amado a ellos como también me has amado.

En un mundo tan dividido hace falta un poco de unidad... y yo no estaba contribuyendo en eso. Muchas veces dejamos que las heridas y los rencores nos dividan de nuestros más cercanos, y no vale la pena porque gracias a Dios existe el perdón. Creo que es hora de poner las cosas en su lugar y parchar las viejas heridas.

Jesús te pido perdón por haber perseverado en mi enojo, por la desunión, y por mi orgullo. Perdón por haberme concentrado en mí misma y por dejar de lado a los que amo. Perdón por no amar a los demás de la manera en que nos amas y guardar rencores. Enseñame a tener paciencia, a ser temple, y sobre todo a amar cada día más a los que me rodean, alejándome de las desuniones, inclusive en las diferencias. Gracias por toda la paciencia que tenés conmigo y por tu infinito amor al morir en la cruz por mí. Amén.


NOTA: Que no se confunda el hecho de seguir un camino propio con el individualismo.

                                                                                                                        Gini Beutel

domingo, 15 de noviembre de 2009

Gracias Mi Querido Blog



Las últimas entradas de mi blog son como un blablabla que ni siquiera a mí me convence. Noto que trato de ser positiva para mantenerme lo más cuerda posible, pero estoy cansada y la verdad es que mi optimismo queda de lado cuando empiezo a plantearme algunas cosas. Creo que estoy en esa etapa de la vida en que a pesar de que las cosas marchan "bien", estoy disconforme, me gustaría que las cosas estuvieran muy bien. Quizás todo pasa por la cabeza. Seguramente la actitud con la que uno se dirige a las cosas se convierte en la manera en que son las cosas... pero no sé... ahora mismo no estoy segura de nada.
Leí en muchas páginas que cuando una persona siente que sus capacidades fueron traspasadas por sus obligaciones es cuando llega el cansancio, la actitud con lo que nos rodea es apática, y en otras palabras... un mal ondon total.
Así estoy ahora, un mal ondón total. Aunque sé que puedo cumplir con lo que tengo por delante, pero realmente estoy cansada y quiero dormir... mucho.
Me molesta (perdón por la palabra, pero así me siento en este momento) la mierda en que se convirtió este país. Me molesta ver la gente se muere de hambre, me enferma que en el Impenetrable Chaqueño la gente se alimenta del basural porque la sequía es tan grande que no pueden vivir del campo y me revienta que mientras pasa todo eso, que en verdad es importante... estamos en una nube de gas mirando como se derrumba todo delante nuestro. En mi mente expresarse perdió todo el sentido. ¿De qué comunicación se habla si la comunicación consiste en emitir un mensaje y que ese mismo mensaje sea receptado por "x" persona, y en cambio siento que sólo se habla, se habla y se habla y nadie escucha a nadie? ¿En qué momento tuvimos que llegar al punto en que manifestarse violetamente en las calles sea la única forma (al parecer) de hacerse escuchar? ¿Para qué hay tantos medios de comunicación si ni siquiera podemos entablar una relación normal entre nosotros? En la calle lo único que veo son personas agresivas que se chocan con todo lo que se les cruza, gritos, violencia y más violencia.
¿Cómo llegamos a enfermarnos tanto como para que la violencia doméstica se convierta en algo cotidiano? ¿Por qué hay tanto abandono? ¿Qué hacen los chicos pidiendo en la calle en vez de ir a la escuela?
Estoy cansada de esto, estoy cansada de que para todo hay burocracias... todo es impedimentos... La vida consta en remar contra la corriente al final.
Estoy harta de desilucionarme y de decepcionarme. Veo a mi alrededor y me pregunto cómo fue que cambió todo, en qué momento cambió, y por qué cambió.
Lo único que me tranquiliza es que Dios sabe... algún día entenderé por qué pasan ciertas cosas.
Me pongo a pensar (en algunos momentos desearía no poder pensar) y realmente desconosco a la mayoría de los que "conosco", se vuelven todos extraños. Siento que todos cambian, o quizás yo estoy cambiando. Después me imagino cómo serían las cosas si derrepente dejara de verlos y me doy cuenta que todo seguiría como siempre... el mundo marcha, siempre sigue y yo soy como una hormiga en medio de la inmensidad. ¡No quiero ser hormiga! ¡Quiero que lo que tenga para decir sea escuchado! No quiero utilizar este blog como medio para descargarme, pero últimamente eso es lo que hago y se convirtió en mi propio psicólogo.
Deseo hacer algo diferente, algo que le haga bien a alguien, pero es cierto que la semilla antes de nacer tiene que morir, y yo me muero de ansiedad esperando.
Gracias blog. gracias por escucharme... eso es lo que más hace falta en el mundo... escuchar.
Y ahora que lo pienso, mientras mi blog escucha las estupideces que digo, hay alguien que la está pasando muchísimo peor que yo y realmente necesita que la escuchen.

                                                                            Gini  Beutel

domingo, 8 de noviembre de 2009

La Elección


Un 8 de noviembre en un país de latinoamérica nació un bebé al que llamaron Shausef. Era el primer hijo de un joven matrimonio formado por Heli, la mamá y Dariel, el papá. Luego de su nacimientos siguieron 3 nacimientos más que no cambiarían mucho su vida.
Tuvo un infancia dentro de todo... normal, con algunos problemas que marcaron su forma de ser como en la vida de cualquier otro.
A pesar de su edad, Shausef maduró rápidamente, producto de algunas circunstancias.
En su país hubo una gran crisis que golpeó de manera fatal la economía de muchos, entre ellos su familia. Su padre quedó desempleado, su madre dejó de recibir una cuota que el gobierno le otorgaba para ayudarle a mantener a sus cuatro hijos, y la situación venía en picada.
Pasaban meses y nada mejoraba, cada intento por salir adelante simplemente lo hundía más.
El ambiente comenzó a tornarse algo tenso en su casa. La desesperación comenzó a manejar a sus padres que se culpaban mutuamente por el problema en que estaban pasando. Así que día a día, lamentablemente todo empeoraba.
A todo esto, Shausef estaba en el 4to grado de una escuela primaria cercana. Los recursos escaseaban, y muchas veces su madre encontraba de forma milagrosa el dinero que necesitaba para la comida del día en alguna campera vieja que colgaba en su placard.
Esto implicaba que Shausef no llevara dinero a la escuela, sin embargo cada día encontraba algunas monedas en su mochila que le bastaban para que él y su mejor amigo se alimentaran durante el tiempo que permanecieran ahí.
El corazón de este niño vivía esperanzado, atento día a día, confiando de que la vida de su familia tuviera un vuelco. Y lo tuvo, pero no de la forma que él esperaba.
Un día, al llegar a casa, escuchó que sus papás estaban discutiendo en la habitación con la puerta cerrada -las discuciones se hacía más habituales cada día- y él, que ya es estaba acostumbrando a que las peleas fueran más frecuentes, no se preocupó mucho. Pero la curiosidad de niño lo llevó a asomarse detrás de la puerta para saber qué era de lo que hablaban.

-Tenemos que hacer algo. Esto no puede seguir así. Cuando no nos alcanza para la comida, casualmente encuentro dinero en los bolsillos, ¿pero hasta cuándo podremos tener esa suerte? ¡Un día se nos acabarán los recursos y no sé con qué ojos voy a poder mirar a mis hijos para decirles que no hay comida! -Suspiró profundamente bajando la mirada al piso tristemente como si estuviera resignandose - ...ya no sé qué hacer.
-Creo que lo mejor va a ser que empieze a buscar trabajo en otro lado. Ya repartí 150 curriculums y ni una llamada. Y lo peor es que así como nosotros, hay muchas familias más en nuestra situación y no quedan muchos trabajos. Dudo que consiga alguno. Estoy haciendo todo mi esfuerzo, ¡lo juro!, pero no entiendo por qué la vida es así, siento que Dios nos abandona.

Escuchar aquello fue suficiente para Shausef. La desesperación que sentían sus padres, ahora la sentía él, pero aún más intensamente porque estaba acompañada de la típica impotencia que sienten los niños al reconocer que nada pueden hacer por su edad.
Pasó una semana luego de aquel día. Eran las 7 de la mañana, y Shausef se había levantado de buen humor porque faltaba poco para sus merecidas vacaciones. Se sentó en la mesa para tomar su acostumbrado desayuno que constaba de una tasa mate cocido, una rodaja de pan y alguna mermelada ocacional que su mamá hacía con las frutas maduras. A su lado estaban sus hermanos; Lael de 4 años y Gad de 2 años. La bebé Ammi, que tenía 7 meses, estaba en los brazos de su mamá, que permanecía parada al lado de la mesada de la cocina mirando un punto fijo de la pared como si estuviera perdida en sus pensamientos. En su rostro se reflejaba la preocupación que generaban las cosas de las que pensaba. A su lado, estaba el Dariel, que reflejaba el mismo nerviosismo que su esposa haciendo un ruido molesto con las uñas. A diferencia de Heli, Dariel no podía permanecer quieto. Cuando se ponía nervioso caminaba de un lado al otro y comenzaba a hacer todo tipo de ruidos y ritmos monótonos que hacían que los que lo rodeaban sientan ganas de atarlo.
En este momento, ambos se veían muy tensionados, como si quisieran decir algo, y al mismo tiempo callarlo. Shausef, que siempre fue muy observador, en seguida se dió cuenta de que algo andaba mal y se limitó a mirar con sus ojos bien abiertos a sus padres demostrándoles que él ya había captado la intención que ellos tenían. Se puso impaciente y la pregunta salió expulsada de su boca "¡¿Qué está pasando?!"
Heli y Dariel se miraron sabiendo de que era hora, ya no podían posponer el momento, la situación no daba para más, y aunque ellos se morían de miedo tenían que comunicarle a su hijo mejor lo que realmente estaba pasando.

-Papá... tiene que irse. Shausef, queremos que sepas que te amamos, y que hicimos todo lo posible por mantenernos unidos en este momento tan difícil, pero ya no sabemos que más hacer, y ahora lo más importante es que vos y tus hermanos crezcan bien. Por eso papá tiene que irse del país. Acá no va a conseguir trabajo y escuchamos que en Europa la situación está mucho mejor que la nuestra. No te preocupes. Él va a ir por unos meses a trabajar, nos va a enviar dinero para que vivamos bien, y cuando podamos nos reunimos todos allá, y si las cosas en el país mejoran, papá vuelve a trabajar acá. Espero que lo entiendas, sé que sos lo suficientemente grande para hacerlo. -la mirada de Shausef se iba entristeciendo- No te preocupes, te prometo que todo va a estar bien.

Dariel no supo qué más agregar y se acercó a su hijo para abrazarlo profundamente. Las lágrimas empezaron a brotar de ojos de ambos y Shausef largó un grito angustiante "¡Papá yo te amo... te voy a extrañar demasiado!". Sus hermanos más chiquitos miraban intentando comprender lo que pasaba, pero pudieron darse cuenta que no era algo bueno y uno a uno se fueron contagiando el llanto. Al cabo de media hora, la casa revalsaba de sollozos desconsolados.

Dariel se fue y Shausef pasó a ocupar el lugar del "hombre de la casa". Adoptó una actitud protectora con su madre y sus hermanos, y prácticamente parecía un padre en versión miniatura. Mientras tanto, luego de que Dariel consiguió trabajo recibían una cuota mensual con la que vivía dentro de todo bien.
Sí, la situación financiera definitivamente había mejorado. Pero había un vació que ni siquiera la comida podía llenar. A Shausef le faltaba su padre.
Su caracter se fue haciéndo cada vez más rudo. La escuela pasó a estar en segundo plano en su vida, puesto que para él estaba primero ayudarla a su madre con los niños. Y así era como maduraba... en su mente quedaba poco espacio para cosas de niños, constatemente vivía preocupado por temas que superaban su edad.
Sin lugar a duda, su niñez había cambiado demasiado desde hacía unos meses y él ya no era el mismo de antes... lo que él no sabía es que todo cambiaría aún más.
Estaban en la fecha en la que llegaría el dinero que les enviaba su papá para vivir. Todavía no llegaba la cuota. Heli comenzaba a preguntarse qué pasaba.
Dos días después llega una carta de Dariel que decía:

Me cuesta mucho tener que contarles esto, pero tengo que hacerlo.
En Europa las cosas no están tan bien como cuando yo llegué. Ahora aquí también me quedé sin trabajo, tampoco puedo conseguir nada aquí y sinceramente estoy abrumado. Sigo haciéndome la misma pregunta cada día ¿Qué propósito tiene tener que pasar por todo esto?
Ya me quedan pocas fuerzas, siento que todo me sobre pasa, estoy frustrado, y decepcionado de mí mismo por no darles todo lo que se merecen.
Creo que mi vida es poco útil en la de ustedes, y para mí... bueno en realidad... no le encuentro sentido a mi vida. Antes mi sentido eran ustedes, pero ahora que ni siquiera puedo hacer algo por vos y por mis hijos, siento que vivir para mí ya no sirve.
Espero que algún día logres perdonarme por no darte todo lo que soñamos alguna vez.

Los amo mucho, nunca se olviden de eso.

Dariel.

A Heli se le formó un nudo en el estómago, y también en la garganta. Sentía que no podía tragar y le costaba respirar. De repente se puso pálida y la vista se le nubló.
Una lágrima caía por su cara mojando la carta que sostenía en sus temblorosas manos. Se dejó caer al piso, sentándose contra la pared. Triste, impotente, aterrada, desesperada... miles de emociones la inundaron. Su mente se tornó caos y no pudo hacer nada más que correr hacia algún lugar buscando un teléfono con llamadas internacionales mientras gritaba y lloraba totalemente angustiada.
En un negocio, el hombre la miró con horror y le indicó donde había un teléfono. Entró a la cabina y llamó a la posada en la que su marido estaba viviendo. Una mujer atendió el teléfono con una voz muy amable, pero su tono de voz cambió cuando Heli le preguntó acerca de Dariel. Tartamudeando le informó la terrible noticia. Dariel se había suicidado.
¿Qué iba a hacer ahora?¿Cómo iba a explicarles a sus hijos lo que ocurrió?¿Cómo haría para salir adelante?¿Por qué no percibió que algo estaba pasando con él?¿Por qué no pudo impedirlo?
Y así horas tras horas la cabeza le explotaba con preguntas. Buscaba la forma de decirle a Shausef lo que había pasado con su padre. Sabía que mentirle no era solución, tarde o temprano la verdad saldría a la luz y todo sería peor.
Al abrir la puerta de su casa, Shausef ve a su madre tendida en una silla con la cara hinchada y empapada de lágrimas. Corrió hacia ella, la abrazó y le preguntó que le pasaba inconciente de que esa noticia cambiaría todo en él.

-Hijo, odio ser yo quién tenga que decirte eso, pero tengo que hacerlo. Tu papi, el te ama mucho, ¿lo sabés? -Sí ma, lo sé. -Él detestaba no poder hacerte feliz y darte todo lo que deseabas y mereces, siempre me decía que quería lo mejor para vos... él te ama tanto hijo... nunca dejes de tener en cuenta eso.
Shausef la miraba tratando de decifrar a donde quería llegar su madre.
-Papi decidió irse a un lugar mejor, acá las cosas no le salían bien y la vida no fue muy justa con él. Ahora él está bien, en un lugar paradisíaco... ¡ayyy Shausef, cómo te gustaría conocer ese lugar! -seguía deambulando para no llegar a decirle la noticia.
La miró tratando de comprender de nuevo y le preguntó -¿Qué dices ma?, ¿se fue a una isla de vacaciones?
-Sí mi amor, pero se fue para tener unas vacaciones muy largas. Papá está en el cielo.

Heli no había podido decirle toda la verdad. Sabía que su hijo pensaría que Dariel había tomado una decisión egoísta, que no lo amaba, y miles de cosas por el estilo. No tenía las fuerzas suficientes para siquiera nombrar la palabra suicidio, y dudaba que su hijo tuviera las fuerzas necesarias para soportar aquello.

Todo fue mucho más difícil para ellos a partir de ahora. Además de tener que vencer el día a día con el dinero, ahora tenía que superar la idea de que nunca más verían a Dariel. Lo que más les costaba era enfrentar las preguntas que los hermanitos Lael y Gad les hacían cada día al despertarse y al dormirse. "¿Papá?".
Y como era de esperarse, Shausef se enteró de toda la verdad posteriormente. Y como también era de esperar, pensó que su papá había sido egoísta, que no los amaba lo suficiente como para luchar, y que la vida era demasiado cruel con él. No es justo, no es justo. Eran frases que retumbaban en su cabeza en cada momento.
Shausef creció y se convirtió en adulto. Inevitablemente, las cosas que le habían pasado en su infancia, habían marcado su vida, y no de manera muy buena.
Sus acciones se alejaban a lo que fue alguna vez de niño, y cuando su conciencia le reclamaba sobre lo que hacía, tomó por hábito contestar. "Soy así por todo lo que me pasó. Si mis papás no hubieran discutidos, si no hubiéramos tenido problemas económicos, si papá me hubiera amado, si no se hubiera suicidado... yo no sería quién soy ahora."
Y tristemente así siguió su vida hasta el día en que su alma se despredió de su cuerpo, y ésta, volando se dirigió a un cuarto en el que un hombre de aspecto imponente le preguntaba por qué había vivido de la forma en la que él lo había hecho.
Shausef respondió lo mismo que solía decirle a su conciencia; que él era así por todo lo que le había pasado, si su vida hubiera sido diferente, tal vez él sería diferente.
Mirándolo de forma reflexiva, el hombre se agachó para que su mirada esté a la misma altura de la de Shausef y le dijo.

-Ser es cuestión de elección. Vos tuviste la libertad de elegir cómo llevar tu vida. Si hubieras querido, habrías usado todo lo que te pasó como aprendizaje, y no como excusa para destruir tu propia vida. Nada de lo que te hayan hecho los otros tiene el poder para destruirte. Vos mismo decidiste dejar que la vida te destruya. La desición ahora la tenés vos.

Luego de esas palabras, sintió como si hubiera sido expulsado por un cañon y de repente se despertó en su cama como quién duerme plácidamente.

Ahora Shausef sabía que lo que necesitaba era elegir.


Gini Beutel

lunes, 2 de noviembre de 2009

STEF

Tiene 2 años, pero nos dió miles de historias para contar.
Tiene un vocabulario reducido, pero le sobra creatividad para hacerse entender cuando no sabe una palabra.
Mi hermano, el que me cambió la vida literalmente.
Me sacó la corona de la casa (jaja no soy una hermana celosa, es una broma), y ahora él es la persona a la que mi abuelo se refiere cuando dice "ahí viene la alegría de la casa".
Llegó justo en el momento más indicado. Fue la salvación de la familia, él nos trajo una llamita que nos encendió nuevamente cuando nuestra luz se había acabado, nos dió una razón más para vivir.

Sus travesuras producen sensaciones simultáneas: por un lado decís -¡¡¡No!!! ¡¡te voy a matar!! ¡¡Cómo me vas a romper eso que cuidé tanto!!, y al momento de ver esos ojos con una expresión de "yo no fui" te terminás olvidando de lo que hizo tratando de reprimir una carcajada a fin de que él no piense que lo que hizo estaba bien.
Después de su nacimiento me dí cuenta que soy bastante blanda. A la miércoles mi temperamento. No hay reglas cuando se trata del Stéf.
En mí encontró una figura de admiración, sí, suena medio egocéntrico, pero eso pasa con los hermanos mayores... cada vez que voy a algún lado, tengo que salir a escondidas para que él no llore. Y yo me pregunto ¿Qué ve de bueno este nene en mí? ¡Qué no siga mi ejemplo por Dios! jaja, después me acuerdo de lo que me pasó a mí con el que ocupó la figura de "hermano mayor" sin serlo, mi tío. Lo admiraba tanto, lo seguía a todos lados y no entendía por qué me trataba mal (a los años hice el click de que me trataba mal porque era insoportable jaja), un solo gruñido de él podía hacerme llorar, pero cuando me daba una demostración de cariño era la persona más feliz del mundo. Después crecí, y como pasa con todas las figuras idealizadas que uno tiene de niño, comprendí que él es humano. Eso es lo que va a pasar en unos años con Stef. Va a darse cuenta que soy una persona complicada, indecisa, odiosa, vueltera como una calesita, etc, y adios a la "gini ídola" jaja. Sólo me queda disfrutar de esta etapa de su vida, y a pesar de que siendo chiquito ya es muy arisco, creo que lo es menos que cuando sea más grande... así que lo voy a hartar con mi "pegotez".

Hace poco descubrí la forma para que él me dé un beso: le digo -Stef, me das un beso? -pone cara de picardía y dice -Noooo. Entonces yo empiezo a finjir que estoy llorando por su desprecio y él empieza a gritarme -¡No llores Gini!, cuando se harta de que lo persiga con mi llanto, viene y me da un beso aunque él bien sabe que todo lo que hice fue una actuación.

Stef es una esponja que absorve todo lo que persive. No hay nada que se le escape, siempre está fichando para luego aprender y poner en práctica su nuevo conocimiento. Mirando y escuchando aprendió a contar hasta 10, a hacer pogo cuando escucha rock, a "llorar" cuando quiere conseguir algo, a jugar a la pelota, etc.

Él es el ejemplo perfecto de tenacidad. No hay algo que se le meta en la cabeza que no logre conseguirlo. Las cosas que son peligrosas por su tamaño y altura son un reto para él y no existe el concepto "vértigo" en su mente, no importa cuánto tenga que escalar los muebles para conseguir algo, él lo va a hacer.

La palabra que más le produce tentación es No. Decirle a él que no haga algo es incitarlo a hacerlo en realidad porque inmediatamente se le da la idea y con los ojos refleja que se está preguntando "¿y qué pasaría si lo hago?". El mundo es un lugar lleno de cosas para explorar para él. Tiene que saber qué pasa cuando se mete el dedo al ventilador, cómo se siente lo "tuto", cómo reacciona el papel si lo mete al microndas, qué ventana se abre cuando aprieta un botón de la computadora, etc.

Su venida al mundo solucionó un problema que le planteaba a mi mamá diariamente: -Maaaa! ¿Qué puedo hacer? ¡Estoy aburrida!... Puedo asegurar que hace más de 2 años esa palabra no sale de mi boca cuando estoy en mi casa.

Ya desde muy chiquito se nota su vocación de servicio. Es mejor anfitrión con los invitados que todos nosotros juntos porque les ofrece miles de cosas y encima los entretiene ("¡Calo! ¿querés juito?).

Hace unos días me viene sorprendiendo con su nueva habilidad: inventar canciones. El lunes de la semana pasada yo tenía puesta una remera negra con el dibujo de una jirafa. Faltaban unos minutos para irme al colegio y ya que estaba pensé en ir a ver si ya se había despertado. Cuando llego a su pieza, mira mi remera y empieza a cantar "el caballo pi pi pi, el caballo pi pi pi (8)". O ayer que estaba paseando en el auto del abuelo y se puso a cantar "en el auto de coki nos iremos a pasear" (en vez del auto de papá)... así que cuando sea un poquito más grande lo voy a lucrar con ese talento... jaja no mentira, no me dedico a ser manager.


Stef tiene un propio diccionario de palabras y frases.

Esito: Eliseito

Catá: algún instrumento musical

No queres: No quiero

Se ha caío colitas: Se cayó de cola.
Inadores: Imaginadores. Un programa de Play House Disney.

Terrosa: Pantera Rosa.

Juito: Juguito.

Coca: Coca Cola es sinónimo de gaseosa (impresionante como tenemos lavada la cabeza. Vé un kiosco con un cartel de Coca Cola y él empieza a gritar: Cocaaa! jaja)Culo: Futbol.

Agetina: Argentina.

Lely: Nelly (la abuela)

Coki: El abuelo Coki.

Tía: Tío, es al único que confunde de género

Pimo: Primo.

Tube: Youtube.

Plata. Esa le sale a la perfección eh? Ojo!

Pego: Perro.

11;12;13;14;15: dieciuno, diecidos, diecitres...

Pato: Así le dice al muñeco Dino de Danonino.

Porora: Computadora.

Cochocho: Cococho.

Cochá: Chocar.

Ipa: Úpa

Aluluya: Aleluya.

Etc...

Se dice que cuando los niños son muy estimulados, terminan siendo muy inteligentes. Yo creo que los niños vienen sobre estimulados de fábrica porque con dos años, ya me sale con cosas que a mí se me habría ocurrido hacer a los ocho, eso me intimida un poco, tengo que aceptarlo, pero es bueno que los más chicos nos superen en capacidad.
Día a día me enseña cosas; sobre todo a tener paciencia. Y eso es algo que siempre hace falta en la vida, pero además de tener paciencia me enseña a reir, a perseverar, a disfrutar, a amar. Pareciera increible que alguien pudiera aprender tantas cosas de un bebé de 2 años, pero creo que la niñez es la etapa de la que se aprenden más cosas por la pureza del alma. No existen falsedades, ni hipocrecía; cinismo, ni maldad a esa edad, y observando lo angelical de esos seres tan pequeños me pregunto en qué momento los humanos nos convertimos de ser todo lo bueno que fuimos en algún momento a ser algo tan... dañino.
Siempre se lo digo... Cuando aprenda a leer y si es que sigue existiendo este blog, quiero que lea esto y se acuerde de lo que le digo desde su nacimiento... Stef, sos el amor de mi vida!
*Gini prints*

martes, 27 de octubre de 2009

Obras de Arte


La partera seguramente esperó que yo creciera mucho...
Mi mamá esperaba que yo fuera una señorita y que mis modales fueran intachables...
Mi papá en el fondo deseaba una compañía de aventuras masculinas...
Mi maestra me imaginaba siendo escritora...
A mis profesores les hubiera gustado que yo fuera una chica sumisa...
Algunos de mi familia estaban esperanzados con que hiciera una carrera que tenga que ver con las finanzas...
Algunos varones preferirían que fuera una chica "facil"...
A las mujeres no les disgustaría que yo fuera más diplomática...
Nunca podré satisfacer a todos con mi persona.

El mundo me dirá que para ser exitosa, tengo que tener plata. Para ser una verdadera mujer se debe tener familia, una carrera y un trabajo. Para ser feliz hay que tener una linda casa y estar rodeado de miles de amigos. Para ser aceptado en la sociedad hay que adaptar la forma de ser a los modismos de época... De otra manera es como si decepcionara a los demás con mi propia imagen.


Pero poco importan esas cosas ya porque me dí cuenta que los deseos de los demás no hacen a mi persona. No voy a superar mi 1,68 metros. Mis modales dejan mucho que desear, y más a la hora de comer fideos. A mi papá menos mal que le llegaron los hijos varones porque soy un poco machona, pero no sería lo mismo que compartir con un varón. Me gusta escribir pero nunca voy a ser escritora. Para hacer una carrera que tenga que ver con la literatura, tendría que leer miles de libros que me darían en la universidad obligatoriamente, y nunca pude leer un libro entero si no era por voluntad propia. A veces hasta a mí me gustaría contenerme cuando las cosas me molestan. Soy odiosa, y más cuando me levanto de mal humor, y no hay café. Lo que más me juega en contra son mis expresiones, que lejos del habla, nunca callan. A mis familiares los dejaré con las ganas de estudiar una carrera financiera porque me gusta todo lo artístico y no es lo mismo para ellos. Y los varones... bueno, hay más peces en el agua para ellos, no sirve para mí esas mentalidades. Con las mujeres me cuesta mantener las falsedades.


No soy, ni me acerco a nada de lo que les gustaría a algunos, pero así me hizo Dios, y me creó de esta manera con un propósito. Todos somos diferentes, y tratar de encajar en un mundo en el que sólo lo artificial encaja es perder la vida en el intento.

Llegan momentos en la vida en que uno se queda solo, totalmente solo, ahí es cuando despertamos de nuestra visión de perfección en la tierra y nos damos cuenta que no se puede conformar a los demás, porque a pesar de nuestros esfuerzos por agradar a los otros, estamos solitarios, con la única compañera que puede consolar el espíritu en ese momento. La consiencia, que nos grita diciendo que dejemos de fingir, de mentirnos a nosotros mismos mostrándo en el espejo la persona que nos gustaría ser.

Nunca vamos a conformar a nadie. Ni siquiera a nosotros mismos.

Hay veces que ni siquiera yo me soporto, pero si Jesús me ama con todo el quilombo que tengo en la cabeza, ¿por qué no podría aceptar la manera en que fui hecha?

¡Guarda! Que esto no se preste a confusiones. Aceptarse no significa aceptar nuestros errores o debilidades como partes de nuestro ser. Obviamente, los errores y debilidades, caidas, tropiezos, etc, vienen incluidos en el simple hecho de ser humanos, pero el humano viene acompañado de la razón también, y la razón diría que si detectamos un error, lo descartemos y no tropecemos con la misma piedra otra vez.

De esta manera es que cada día, cuando obligatoriamente uno tiene que mirarse al espejo porque se está lavando los dientes, hay que pensar: Esa persona que está delante mío con la cara hinchada y los ojos pegados soy yo, nada más y nada menos que yo, y así me hizo Dios, nada más y nada menos que Dios. Entonces... ¿cómo podría despreciar la obra echa con sus propias manos? SOMOS OBRAS DE ARTE, y con todo lo malo que traemos a cuestas, Dios nos ama, y creo que si él lo hace, vos también podés amarte y tratar de mejorar tu existencia poniendo un poquito de tu propia esencia cada día en este mundo de plástico.

¡Se buscan personas auténticas!... ¿estás preparado para calificar?

Gila Beutel.

lunes, 19 de octubre de 2009

La Que Está en el Pedestal


¿Cómo hacer para expresarte cuánto te amo ma?

¿Cómo retribuirte un poquito todo lo que hiciste por mí?

Al crecer, todas la imagenes idealizadas que tenía en mi mente de todas las personas que amo, se derrumbaron y conocí la verdad, que nadie es perfecto, y que por más que nos quieran mucho a veces sin querer nos fallan. Con vos es distinto. No sé si te tengo idealizada o en verdad rozás con lo angelical.

¡Gracias Dios! ¡Gracias por la mamá que tengo!

No caben tantas virtudes en una sola persona.

Gracias mamá por cada día que me regalás, porque pospusiste tus sueños para cumplir los míos, porque siempre me apoyaste y me diste esperanzas cuando el panorama era más negro que el azabache, porque me enseñaste a soñar y tener fe, gracias por tu paciencia, por las risas, por los cantos, por las anecdotas repetidas que te producen carcajadas al borde del llanto, porque siempre tratás de enseñarme las cosas con amor.

Decir que sos un pilar para mí es poco. Porque sos las paredes en las que me apoyo.

Te quiero tanto, tanto...

Te admiro por tu valentía, por tu dulzura, por tu fortaleza, por tu servicio. Por las comidas que preparás amorosamente cada día, por la templanza que tenés.

Ojalá algún día yo pueda llegar a ser la mitad de persona que sos vos.

¡Gracias Dios! ¡Gracias!

Siempre se me hizo un lío en la cabeza cuando me preguntaban a qué se dedica mi mamá. Me pongo a pensar y no sé por donde empezar: Artista plástica, chocolatera, chef (a vos no te hizo falta la carrera, es innato), pastelera, etc, pero todas esas cosas te quedan chicas porque para mí sos mi mejor amiga y a la enormidad de tu corazón la describo con una sola palabra: Mamá.


Te amo con todo mi corazón mamá.


Gini Beutel.

sábado, 17 de octubre de 2009

La Sentencia


Se ha encontrado al acusado culpable por el cargo de decir la
verdad ignorando las diplomacias.

martes, 13 de octubre de 2009

Para Vos Vicky


Martes 13. Pareciera un día "malo" para los superticiosos, pero para mí es un día muy importante porque es el cumpleaños de una persona muy importante: ¡Vicky! ¡¡¡Feliz cumple!!!

Realmente produjiste un impacto muy grande en mi vida. Se escuchó un "¡boom!" a partir del día en que empecé a hablar con vos.

Sos como una caja de pandora, no se sabe lo que hay adentro hasta que abrís el cofre. Sí, eso sos, porque tu apariencia, sencillez, timidez y silencio es sólo el envoltorio de una gran persona.

Debajo de lo que los demás ven está "la VICTORIA". Tu nombre completo porque el diminutivo no alcanza para describir la grandeza que hay en tu corazón.

A Dios le doy gracias por tu existencia, a tu mamá por ser la que te riega paciéntemente todos los días como si fueras una plantita esperando a que tengas un futuro que supere tus expectativas, y a vos te doy gracias por la dedicación de cada día, por la fortaleza de tu alma, por tu trasparencia, por tu amor, por todos esos detalles que tenés cada día con los que te rodean haciéndolos sentir más especial, por cada sonrisa, por tu oído que tiene el tamaño de una casa, por la templanza y la confianza, por tu constancia, tu proligidad (amo tu letra, la entiendo mejor que a la mía), por las carcajadas que nos regalaste en tu casa, por todas esas leches chocolatadas, por la paciencia que tenés. Gracias por seguir adelante a pesar de lo díficil que pueda resultar el camino, sabemos que la vida tiene mil vueltas y al final uno cosecha lo que siembra. Vas a necesitar muchos depósitos para guardar la cosecha que vas a recoger.

Gracias... hay tantas cosas que no puedo enumerarlas a todas.

Te quiero tanto tanto amiga...

Sos una en un millón, en 100 millones.

Alimentá tu esperanza que vas a lograr grandes cosas, sólo tenés que creer y confiar.


Perdón por lo limitado de mi vocabulario y extención. Yo sé que acá la que lee libros y le gusta escribir sos vos, pero quiero escribirlo porque las palabras son como sellos que quedan marcados en la mente, y más en vos si son por escrito.

Así que detengo mi escritura porque mi inspiración se esfumó. Lo que quería decirte, ya lo dije de forma resumida para que no te duelan los ojos fijando la vista en la computadora con los lentes de contacto, y tu primo seguro que te está apurando porque el pobre inmaduro debe tener ganas de jugar al mortal combat en la pc (esas conclusiones mías, ojalá que no lo lea él sino me va a odiar :D).


Lo dicho, dicho está.

Te quiero hasta el infinito y más allá amiga de mi alma.


PD: cuando tenga plata te regalo un corrector de ojeras efectivo. Ah! No te enojes por la foto. La culpa es de Guillermo Bravo que no me pasó las fotos decentes. Consolate con el hecho de la que sale peor soy yo :)



De: María Ginette De Beutel.
Para: María Victoria De Gennaro.

viernes, 9 de octubre de 2009

Hablar Sin Dar Vueltas

En literatura estamos viendo el siglo de oro de la literatura española en el renacimiento.
Estudiando un apunte leí una afirmación de Juan de Valdes que me llamó la atención y me hizo acordar mucho a mi mamá en el momento de aconsejarle a mi papá acerca de sus formas para explicar las cosas:

"Todo bien hablar castellano consiste en que digáis lo que queréis con las menos palabras que pudiéredes"

Qué acertado ¿no?... con mis palabras yo diría: "¡andá al grano!"

jueves, 1 de octubre de 2009

Mi Bomba de Expresión


Muchas veces me pongo a escribir y dejo a la mitad una entrada. Queda guardada en el borrador y permanece ahí, se llena de polvo porque yo ya me olvidé de su existencia.
La cuestión es que cada vez que escribo algo trato de decirlo de la mejor manera que puedo, no quiero decir giladas y equivocarme.
Me molesta abrir la boca y meterme en alguna cuestión que no tiene que ver con lo mío.
Pero hoy, leyendo otros blogs, de repente me puse a pensar... ¿qué es lo mío?
Verdaderamente Nada, y al mismo tiempo Todo. Sí, parece una incoherencia porque supuestamente no pueden ser verdaderos dos juicios que se oponen, pero digo esto porque recién estoy empezando la vida, así que no me especializo en Nada, y eso me da Todo el derecho a equivocarme.
Al final así es como se aprende de verdad. Equivocándose. Claro... te puede ir genial en algo, te podés sacar un 10 porque te estudiaste lo que debías, o tomaste una buena decisión y ella te sacó adelante; pero cuando realmente se aprende es cuando te golpeás, cuando sentís que se te revienta la cabeza porque no entendés algo, cuando te llevás una materia al no entender un cuerno y necesitás encontrar la manera que sea para entender, cuando fuiste impulsivo e hiciste lo primero que se te pasó por la cabeza y después dijiste: uhhh, qué moquero/a, ojalá hubiera hecho las cosas de otra manera, ahí tengo mi lección, a esto no lo hago más.
De esta manera es que hoy decidí meter la pata a fondo. Opinar sobre lo que me carcome la cabeza todos los días. Tengo que aprevechar que todavía nos podemos expresar para tirarlo todo junto a lo que tengo adentro. Aclaro que como hoy me puedo equivocar, el que vea mi equivocación, ¡¡¡corrijame!!! Necesito aprender más, y si a alguien se le ocurre pasar por acá, trasmitame de su sabiduría (carita feliz).

Ahí va la Bomba

1. Estoy totalmente harta de la política Argentina. Me parece que lo único que podría salvar a nuestro país del hundimiento total es tener un presidente menos bruto y más honesto (Fue una forma diplomática de decirlo).
2. Creo que todas las cuestiones de las que se hablan por los medios, problemas presentados al gobierno, y leyes que tardan 8 mil millones de años en definirse son una forma de distracción para que la sociedad no le preste la atención merecida a los verdaderos problemas: hambre, desocupación, inflación, etc...
3. Pienso que los gobernantes corruptos que tenemos son un reflejo de nuestra sociedad podrida.
4. A los padres que mandan a pedir a los nenes a la calle habría que mandarlos en cana y a los nenes a la escuela.
5. Muchos de los problemas y las modas adolescentes se generan porque están todo el día al vicio.
6. No hay muchas personas ateas porque Dios los haya decepcionado. Hay ateos porque es una moda.
7. La TV nos lava la cabeza.
8. La iglesia católica está manejada por mazones.
9. Las creencias religiosas fueron tomadas por personas que vieron en ellas un Negocio.
10. El colegio no brinda verdaderas herramientas para sobrevivir en el mundo real.
11. Los nazis aún Existen y están por todos lados.
12. Los turcos no reconocen el genocidio armenio para no tener que devolver el territorio que robaron.
13. El antisemitismo no existe. Existe el Antitodo y a Favor de Nadie. La discriminación es hacia los negros, los blancos, los árabes, los judíos, los alemanes etc, etc.
14. Las pelícuas yankis venden una imagen del mundo que nosotros nos la re comimos. Prestá atención la próxima vez que veas una peli. Todos los árabes son terroristas, los latinos son narcotraficantes, los italianos son mafiosos y los chinos son matones. Pero al fin y al cabo el "héroe" es ese fiel soldadito "americano" que siempre llega a tiempo para salvar a la señora embaraza de todos estos crueles e insensibles especímenes.
15. China se está preparando para dar un "golpe" mundial. ¿Vieron el festejo de su aniversario? Se exivieron cuadras y cuadras de armas. Sí, muy bonito el desfile, pero le digo a mi papá. Cuando una persona quiere sacar a la calle a todo un ejército armado, ¿lo hace para festejar o para mandar una advertencia indirectamente?
16. Rusia está en contra de la guerra pero tiene su propia reseva de armas nucleares... no es contradictorio eso?
17. La otra vez estaba pensando: creo que necesito ir a un psicólogo. Un amigo me ofreció a su mamá para hablar y después pensé ¿Hasta qué punto llega la falta de comunicación que uno tiene que pagarle a una persona para ser escuchado? ¿Eso es normal?
18. La abogacía es una carrera creada para personas que no tienen vocación.
19. El mundo está plagado de personas hipócritas. Los favores son una forma de manipulación en la que uno siente que le "debe" algo a alguien y vive atado a esa persona en el intento de devolver el favor. Jorge Bucay lo dijo: esas son relaciones enfermas. Ricardo Arjona también: "no es bueno el que te ayuda, sino el que no te molesta"
20. La moda es una venganza de los diseñadores gays a las mujeres.
21. Los filósofos son personas a las que no les gusta hacer nada más que estar sentados. Y a eso lo tomaron de oficio. Ellos son "pensantes" y pareciera que cuando filosofan resuelven el problema de la humanidad. De lo que no se dieron cuenta es que hay una gran diferencia entre pensar y hacer. Está bueno que piensen, así que si tienen la capacidad de pensar tanto y de encontrar respuestas, ponganlas en práctica que el mundo las necesita! También creo que tienen que dejar el coco más tranquilo porque de tanto revolver buscando ordenar el cerebro y "saber" más, hicieron más lío y ahora no saben nada. El otro día mi profesor de filosofía dijo: Sí chicos, el saber es Poder!! (actitud orgullosa y satisfactoria al trasmitirnos su "poder") y en esa misma hora le digo: Profe, tengo una pregunta. Sabés cuál fue su respuesta?: ¡¿Vos tenés una duda?! ¡y yo todavía no sé ni para qué existo!. Guauu, me quedé atónita, tanto que nos habla del saber y él tiene una duda existencial. Espero que algún día encuentre su propósito.
22. El latín no sirve. Nos viven diciendo que nos va a facilitar muchas cosas en el futuro y nos estimula el pensamiento. Hasta ahora la única satisfación de haber aprendido "algo" de latín fue que al escuchar una palabra que termina con -us -a -um, me doy cuenta que tiene raíz latina. Ej: No hay quorum... ¡sííí! ¡mirá mamá! ¡¡¡quorum viene del latín!!!
23. Ya que se enseña griego en los colegios humanistas, podrían enseñar el griego actual que se habla en Grecia, de esa manera podríamos comunicarnos con los griegos si se nos ocurre visitarlos, ¿cómo pretendemos hablarles en griego clásico?, es como decir que resucitó el hombre que escribió "El Cantar del Mío Cid" y nos empieza a hablar en castellano antiguo.
24. Soñar no es de locos. Soñar es un derecho, una herramienta que no da un motivo más por el cual levantarse todos los días.
25. Primer mundo, segundo mundo, tercer mundo, cuarto mundo...¿Qué es eso? Para mí que algún asistente que trabajaba ayudando en la realización de la película "Stars Wars" encontró un pedazo de guión que se había descartado en el que decía eso y lo introdujo en su vocabulario haciéndolo famoso. Sí, me dirán que es por las diferencias que hay entre la economía de los países, pero la economía no lo es todo. Para mí todo el mundo es de "cuarta".
26. El problema principal del mundo es la carencia de amor. Para empezar, si solamente hubiera amor en nuestro corazón, pero me refiero al amor puro, al amor por los otros, no al amor a la plata y etc, entonces no viviríamos en el medio del caos.


Me da la sensación que me sarpé escribiendo. Creo que hoy me levanté un poco pesimista o un poco expresiva, no es mucha la diferencia, pero esto es lo que soy. Todas mis otros post son pedazos poéticos de mí, pero esto (el vocabulario, las ideas, las pabadas que dije) es realmente mi "yo" cotidiano.

Así que reitero para el alma bondadosa que Dios me mande al blog que si me quiere corregir, retar, felicitar o lo que sea, que lo haga!
Pareciera que quiero que me rigoreen no? jaja con el tiempo y el crecer uno se va acostumbrando a eso.

Besos, abrazos, mucha felicidad y una vida plena al que lea esto, y al que no también (carita feliz)

Gini Beutel.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

GiGaSil



Este es ese lugar en mi mente a donde puedo escaparme y tomarme vacaciones por unos minutos cuando la realidad me satura.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Un Largo Sueño



Siempre me acuerdo de ese día en que decidí quedarme sola pensado.


Te dije que necesitaba mi espacio, que continuáramos por un tiempo con nuestras vidas para poder aclarar mi mente.


Me quedé en una plaza intranscurrida, era ideal para acostarme a dormir y consultar lo que sentía mi corazón en contacto con la tierra.


Pasé el día contemplando el sol, llegó la noche y observaba las estrellas, la inmensidad del cielo. Era tan hermoso, parecía increible la realidad, lo cotidiano se volvía como de ciencia ficción ante mis ojos.


Entre tanta paz el sueño llegó y yo ni cuenta me dí de que tenía que regresar a casa. Así que pasé la noche en la plazita, esa que estaba olvidada y alejada de todo el ruido. Pensaba en vos, mañana iría a verte para contarte que iba bien, pero mi sueño se hizo profundo, el suelo se volvió más cómodo que mi propia cama y las horas pasaron. Ni siquiera percibí que ya había salido el sol, y como nadie andaba por ese lugar, no tuve a alguien que me despertara, nadie sabía donde yo estaba y seguí durmiendo.


Dormí un día, dos, pasó una semana, un mes, 6 meses, y mi mente todavía se encontraba en el quinto sueño.


Mientras dormía mi cuerpo erosionaba el suelo cada vez que me daba vuelta para acomodarme, y sin darme cuenta fui cabando un pozo.


Los días pasaron y mi propio estómago me despertó. Tenía hambre, hacía mucho que no comía. Cuando abrí los ojos me dí cuenta que durante todo ese tiempo había estado cabando la tierra, de tal manera que me encontraba en mi propia tumba.

Y todo empezó por querer estar sola y alejarme un ratito de vos.

Ginette Beutel.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Mis Sentimientos Reflejados en un Barquito


Siento que soy un barquito de papel que flota en la inmensidad del océano.

Las olas me llevan a su merced y sólo me queda rendirme a la corriente. Derrepente empieza a llover, las gotas son muy grandes para mi capacidad, el peso cada vez es más sobre mi superficie, y comienzo a hundirme.

El viento sopla, se forma la tormenta, que se encuentra en mi corazón. Pero ahora pareciera que yo estoy dentro de mi corazón y no que mi corazón está dentro mío, así que me maltrata, las olas me golpean, y soy insignificante ante esto.

Cierro los ojos, rezando poder superar este dificultad, esperando que cuando vuelva a abrirlos todo haya pasado, pensando en los hermosos momentos que pasé para así no pensar en el dolor que me producen los golpes.

Sé que en algún momento veré el amanecer, la tormenta pasará, y finalmente el sol saldrá como lo hace todos los días. Pero este día es diferente para mí, porque tengo ese temor, un miedo con el que lucho de que el día no termine, de que la tormenta no cese y de que yo no sobreviva a los impactos.

Esperando estoy a que tu mano me saque de esta tempestad en la que me encuentro a que tu guía que me ayude a llegar al lugar correcto.

Ginette Beutel

lunes, 14 de septiembre de 2009

Soneto de Garcilaso de la Vega

Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuando yo escrebir de vos deseo;
vos sola lo escrebistes, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.
En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuando en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.
Yo no nací sino para querernos;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma misma os quiero.
Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir y por vos muero.


Garcilaso de la Vega (primer renacimiento, siglo XVI)
Impresionante como se expresa para la época... ¿no?

jueves, 3 de septiembre de 2009

UNA HISTORIA QUE NO DEBERÍA HABERSE REPETIDO


Debo contar esta historia.
No sólo porque también se trata de mí,
sino porque es la historia de muchas personas, de un pueblo que aún llora.


La inspiración de Adolf Hitler fue ésta. En un lugar que muy pocas veces escuchamos nombrar se cometió el primer genocidio del siglo XX: El Genocidio Armenio.

Entre 1914 y 1923 Turquía asesinó 1.500.000 personas, y al escribir esta oración me quedé sin palabras, porque el dolor es indescriptible, porque apesar de no haberlo vivido yo misma, lo llevo en la sangre.


Aquí la historia de mi origen.

Todo comenzó en Armenia con mi bisabuelo.
En el genocidio asesinaron a toda su familia delante de sus ojos. Parece una especie de técnica de tortura: mataban a familias enteras, pero dejaban a un integrante vivo para que contemplara como morían sus seres queridos fusilados.
Luego de eso, gracias a un cura que lo ayudó y a que él sabía hablar turco, huyó a Siria donde conoció a mi bisabuela. Se casaron y tratando de escapar de tanta muerte vinieron a Argentina. Mudos, sin saber una palabra de castellano tuvieron que aprender a duras penas. Trabajaron mucho, y tuvieron una numerosa descendencia.

Esta historia la escucho una y otra vez, pero siempre es igual, como si fuera la primera vez que la oyera. Su impacto es muy fuerte en mi, es inexplicable, pero puedo sentir una herida abierta que nunca sana.

Lo increible de todo este relato es que no es original, porque así como le pasó a mi bisabuelo, le pasó a miles de otros que huyeron y aún pedimos a gritos que este acto atroz sea reconocido.

Turquía NUNCA reconoció el genocidio armenio. Pese a que el Genocidio Armenio ya es reconocido oficialmente en muchos países, Turquía lo niega, y el reconocimiento de éste se ha transformado en una obligación apremiante de la comunidad internacional.
Las repercusiones de la negación del genocidio para Turquía son muchas. Gracias a esto aún no han podido unirse a la Unión Europea. Se los condicionó que solamente serían aceptados en la Unión en el momento en que lo reconoscan. Esto produjo una especie de rechazo hacia los turcos en Europa. Apesar de que muchos turcos nacen en Europa, siguen siendo de ciudadanía turca, porque éstos no pueden tramitar una ciudadanía europea.
Aún así, Turquía todavía posee razones para no reconocer el Genocidio. La razón principal por la que Turquía no reconoció el genocidio es porque si lo hiciera debería devolver todo el territorio que le robó a Armenia, el cual, después del genocidio quedó como el tamaño de una provincia argentina.

Un símbolo armenio en Turquía es el Monte Ararat. Antes del genocidio pertenecia a Armenia, luego quedó en medio de todo el territorio que los turcos robaron.
Su nombre significa "Montaña del Dolor" con toda la connotación que eso acarrea. Esta montaña mide 5.137 metros, y en ella también se encontraron los restos de la antigua Arca de Noe.
Incluso desde la capital de Armenia, Ereván, Se puede contemplar este monte.
Así es como los armenios esperamos. No sé si esperamos que se haga justicia, porque a las vidas que perdimos no las podemos recuperar más. Creo que estamos esperando que nuestra historia sea escuchada, que la gente entienda que cosas como ésta no se tienen que repetir, que por lo menos se admita la muerte del millón y medio de armenios; porque ellos lo merecen, porque los actos no tienen que quedar de esta forma, impunes. Ya nadie va a revertir lo que se hizo, pero pienso que sí se podría sanar una gran herida.


Transmití esta historia.

No figura en ningún plan de estudio, pero está clavada en el corazón de Armenia.

viernes, 21 de agosto de 2009

DOS NÚMEROS MENOS

El hombre entra en la zapatería, un vendedor amable se le
acerca:
—¿En qué lo puedo servir, señor?
—Quisiera un par de zapatos negros como los de la
vidriera.
—Cómo no, señor. A ver, a ver... el número que busca...
debe ser... 41, ¿verdad?
—No, quiero un 39, por favor.
—Disculpe, señor, hace veinte años que trabajo en esto y
el número suyo debe ser 41, quizás 40, pero... ¿39?
—39 por favor.
—Disculpe, ¿me permite que le mida el pie?
—Mida lo que quiera, pero yo quiero un par de zapatos
39.
El vendedor saca de un cajón ese extraño aparato que
usan los vendedores de zapatos para medir pies y con
satisfacción, proclama:
—¿Vio? Como yo decía: ¡41!
—Dígame ¿quién va a pagar los zapatos usted o yo?
—Usted.
—Bien, entonces ¿me trae un 39?
El vendedor, entre resignado y sorprendido, va a buscar
el par de zapatos número 39. En el camino se da cuenta de lo
que pasa: los zapatos no son para él, seguramente son para
hacer un regalo.
—Señor, aquí los tiene: 39 negros.
—¿Me da un calzador?
—¿Se los va a poner?
—Sí. Claro.
—Son... ¿para usted?
—¡Sí! ¿Me trae el calzador?
El calzador era imprescindible para conseguir hacer
entrar ESE pie en ESE zapato. Después de varios intentos y de
ridículas posiciones, el cliente consigue meter todo el pie dentro
del zapato.
Entre ayes y gruñidos camina algunos pasos, con
dificultad, sobre la alfombra.
—Está bien. Los llevo.
El vendedor siente dolor en sus propios pies de sólo
imaginar los dedos aplastados dentro del 39.
—¿Se los envuelvo?
—No, gracias. Los llevo puestos.
El cliente sale del negocio y camina, como puede, las tres
cuadras que lo separan de su trabajo.
El hombre trabaja de cajero (¡!) en un banco.
A las cuatro de la tarde, después de haber pasado más de
seis horas parado dentro de esos zapatos, su cara está
desencajada, tiene las conjuntivas inyectadas y lágrimas caen
copiosamente de sus ojos.
Su compañero, de la caja de al lado, lo ha estado mirando
toda la tarde y está preocupado por él:
—¿Qué te pasa? ¿Te sientes mal?
—No. Son los zapatos.
—¿Qué pasa con los zapatos?
—Me aprietan.
—¿Qué pasó? ¿Se mojaron?
—No, son dos números más chicos que mi pie...
—¿De quién son?
—Míos.
—No entiendo. ¿No te duelen los pies?
—Me matan, los pies.
—¿Y entonces?
—Te explico –dice, tragando saliva—. Yo no vivo una vida
de grandes satisfacciones, en realidad, en los últimos tiempos
tengo muy pocos momentos agradables.
—¿Y?
—Yo me mato con estos zapatos. Sufro como un hijo de
puta, es verdad... Pero dentro de unas horas, cuando llegue a
mi casa y me los saque... ¿Te imaginas el placer?... Qué placer,
loco... ¡Qué placer!

Así se sienten los viernes después de estar toda la semana "padeciendo".

Echá un Vistazo!


Nadie merece vivir así.
Las estadísticas que presentó la Unicef este año revelan que más de la mitad de la población africana requieren alimentos con urgencia.

En África son 27 los paises que necesitan ayuda inmediata.

Los pocos recursos que hay son exportados, no existe una vista hacia el mercado interno. Estados Unidos y China se encargar de explotar este continente.

Más de dos millones de personas mueren por año a causa de la desnutrición, y 200 millones de personas la padecen.

Sufren de una gran sequía, por lo que la agricultura africana está en crisis. Sumado a todos los problemas mencionados anteriormente, los conflictos armados empeoran la situación.

Este continente es el que registra la mayor tasa de natalidad: ahí se encuentra el 23,5% de los nacimientos en todo el mundo, pero la mitad de mujeres embarazadas y niños mueren.

El sida tiene un lugar muy importante entre sus problemáticas: el 30% de las mujeres embarazadas quedan infectadas con sida y el 40% lo trasmite a sus hijos.

Esta enfermedad mata 6.000.000 de personas por día.






¿Triste? ¿Cuánta tristeza más necesitamos para determinarnos a hacer algo?

¿De qué nos quejamos? Echemos la vista hacia afuera. Nuestra vida es muy bella; podemos mejorar la de ellos, solo se necesita voluntad, y sobre todo mucho amor.



Reacción!