domingo, 27 de junio de 2010

La Abuela.

Ella tiene un temperamento
que a veces me hace temblar,
ella ha pasado el sufrimiento
de que los que ama se le van,
ella se encierra en el silencio
y se larga a llorar
porque es mucha su soledad 
y no le queda tiempo para soñar.

Ella ha criado a siete hijos,
pero ama a uno sólo de verdad,
los demás se sienten resentidos
porque no los fue a acariciar.
Y ahora le pasan boleta
ya no es mamá, sólo es "la vieja".
Tiene una casa grande
y la empleada es su compañera.

Su difunto esposo
la cuidaba como a una reina,
mas su hijo amado
la mantiene en pobreza.
Ha trabajado sin receso,
su jubilación 400 pesos.
La mesa larga y habitada
ahora está vacía y desolada.

Como limosna le dan un camisón,
diciendo "gracias" le duele el corazón
con todo el tiempo que pasó,
fotografías de días felices,
en un cajón guarda los huesos
que sobraron de flacas perdices.

Gini Beutel.

1 comentario:

gaviota dijo...

las abuelas madres de crianza que cuidan del nieto que se las deja besitos gaviota